Varias asociaciones científicas en el mundo, reconocen la existencia de evidencia que establece a los terceros molares incluidos como una fuente potencial de problemas y establece la remoción de los terceros molares incluidos como el tratamiento de elección.

Los terceros molares son removidos mediante un procedimiento quirúrgico, que a veces requiere retiro de hueso para lograr acceso al diente. Frecuentemente se realiza un procedimiento ambulatorio en el consultorio, después de esto los pacientes regresan a su casa para la recuperación. Muchos pacientes también escogen realizar el procedimiento mediante sedación.

En caso de presentar los cuatro terceros molares incluidos, se aconseja realizar un solo procedimiento quirúrgico para la remoción de todos los dientes incluidos. Esta opción trae como ventajas la necesidad de un solo procedimiento, con una sola toma de antibióticos y medicamentos para dolor, una sola incapacidad, disminuye la cantidad de citas con el especialista y disminuye los costos entre otras ventajas.

Para brindar a los pacientes las ventajas de una rápida cicatrización y una baja incidencia de complicaciones, los dientes incluidos deben removerse tan pronto se detecte que no erupcionarán adecuadamente. El tratamiento de los dientes incluidos a edad temprana esta asociado a disminución en complicaciones y mejores resultados. El tratamiento en edades avanzadas incrementa la incidencia y severidad de problemas peri operatorios y post operatorios. Un periodo de recuperación mas largo y posibilidad de complicaciones.

En el momento de tomar la decisión de remover los terceros molares deben sobrepesarse los riesgos y beneficios del procedimiento contra la decisión de mantenerlos incluidos y monitorearlos; le determinación debe ser tomada con bases científicas y clínicas.

GENERALIDADES ACERCA DE LA EXTRACCIÓN DE LOS TERCEROS MOLARES:

  • Cerca del 80% de los terceros molares incluidos requieren de remoción antes de los 38 años de edad.
  • La remoción de los terceros molares incluidos disminuye los riesgos de caries y enfermedad periodontal en los dientes adyacentes.
  • En algunas situaciones la extracción de los terceros molares inferiores puede producir adormecimiento temporal o permanente en la zona del mentón o en la punta de la lengua.
  • La cirugía en pacientes menores de 25 años reduce los riesgos de complicaciones
  • No todos los terceros molares requieren ser extraídos.
  • No todos los pacientes se inflaman igual debido a muchos factores como la edad, la posición de los dientes incluidos, los cuidados pos operatorios que se tengan, la respuesta individual al trauma de la cirugía, y muy importante la experiencia del cirujano.

  • Generalmente la inflamación alcanza su mayor proporción al final del segundo día post operatorio y de ahí en adelante empieza a reducir
  • La decisión de realizar el procedimiento bajo sedación, es tomada en gran parte por el paciente y familiares, basado en el grado de aprehensión o stress emocional que cause el procedimiento.
  • Las cirugías bajo sedación causan menor inflamación y dolor pos operatorio. Se aconseja guardar reposo por los primeros dos días.